Etiquetas

, ,

El Área de la Mujer de la Intersindical (STE) de Castilla-La Mancha ha pedido la dimisión de la recién nombrada directora del Instituto de la Mujer en la región, María Teresa Novillo, “por ceder tan complacientemente” a las medidas de la presidenta regional, María Dolores Cospedal.

Según este sindicato, con el cierre de 13 casas de acogida y 85 centros de atención en la Comunidad, está desapareciendo “un organismo esencial para combatir la deuda histórica que las administraciones y los poderes públicos tienen con las mujeres”, ha informado STE en nota de prensa.

Asimismo, han manifestado su “desolación” ante la “inadmisible” medida adoptada por la presidenta de la Comunidad de “recortar en igualdad”, convirtiéndose así en “la primera mujer que preside Castilla-La Mancha, que en vez de reforzar las políticas de igualdad, o al menos mantenerlas, las recorta”.

Para este sindicato, este hecho es “poco honroso” para una mujer “que tiene la posibilidad de mejorar las condiciones de tantas mujeres sometidas al terror machista”

Los miembros del Área de la Mujer han asegurado que no salen de su “estupor” y que no van a dejar de manifestar “un rotundísimo rechazo ante este tipo de políticas dañinas, discriminadoras, aberrantes e insultantes para las mujeres víctimas, así como para quienes en estos centros han desarrollado su trabajo, poniendo mucho de su voluntad y entrega a pesar de los recortes presupuestarios”.

Anuncios