Etiquetas

, , , , , , ,

Después de casi dos meses de incertidumbre, los centros de la mujer y las casas de acogida a víctimas de violencia machista de Castilla-La Mancha ya pueden traducir en cifras el brutal recorte de su presupuesto anual. María Dolores de Cospedal (PP) estrenó su mandato en la región cambiando las reglas del juego, sustituyendo los convenios por subvenciones anuales. Ayer se publicó el listado provisional de estas ayudas, que arroja un dato claro: al menos dos casas de acogida, la de Guadalajara y la de Ciudad Real (pionera en la región), tendrán que cerrar si no solicitan la subvención en un plazo máximo de diez días.

Por ahora, la cuantía del presupuesto para estos centros es hasta un 50% menor al que manejaban hasta ahora. Hay recortes en la asignación de todos los tipos de centros de cada una de las cinco provincias de la región. Por ejemplo, el de Atención Integral de Albacete, que funcionaba con 477.000 euros anuales, deberá hacerlo ahora con 275.000. La Casa de Acogida de Azuqueca de Henares, en Guadalajara, había pedido 305.000 euros anuales y, según el listado provisional, la Junta sólo le dará 193.000.

El tijeretazo del Gobierno de Cospedal también afecta a los trabajadores de estos centros. Por ejemplo, los empleados de los servicios de Alcaraz y Balazote (Albacete) recibieron ya sus cartas de despido, aunque ambos centros aparecen en el listado provisional como receptores de subvenciones. “La resolución es una chapuza”, denuncia Mayte Márquez, abogada de la Red Feminista de Hombres y Mujeres de Castilla-La Mancha. “Además, en muchos casos el Gobierno aumenta el territorio de actuación de los dispositivos y a la vez reduce sus empleados o su horario laboral”, añade.

Red Feminista, junto con otras 55 asociaciones, presentó hace dos semanas un recurso contra la convocatoria de subvenciones para la gestión de los centros de la mujer y casas de acogida de Castilla-La Mancha, así como contra el decreto del Gobierno regional que establece las nuevas reglas que regulan el sostenimiento económico de estos dispositivos. Entienden que son “nulos de pleno derecho” por contravenir, entre otras normas, la Ley de Prevención de Malos Tratos y Protección a Mujeres Maltratadas de Castilla-La Mancha.
Centros ya cerrados

Los recortes de Cospedal ya provocaron el cierre de seis centros en Castilla-La Mancha: tres en Toledo, uno en Albacete, otro en Ciudad Real y uno más en Cuenca. Lo más probable es que no sean los únicos y es que muchos ayuntamientos, asfixiados por las deudas, se ven incapaces de hacer frente a la gestión de los centros con tan pocos recursos. Márquez también denuncia la ambigüedad de la resolución porque “no especifica qué criterios se tienen en cuenta para la asignación de las ayudas”. 23 solicitudes han sido desestimadas.

Autora: Anna Flotats

Fuente: Público

Anuncios