Etiquetas

,


Talavera de la Reina, 3 de mayo de 2012

A Francisco Bravo (Secretario de Nuevas Generaciones de Castilla La Mancha) autor de la frase “Mientras unos zanganean y se manifiestan, el PP trabaja por el empleo”.

No le conozco, así que no me voy a permitir juzgarle. Usted tampoco me conoce pero sí intuyo por sus declaraciones el ánimo de juzgarme a mí en mis actuaciones.
Yo soy una de las “zánganas” que junto a nueve “zánganas” más, compañeras de trabajo, salimos a la calle el uno de mayo y quisimos hacer pública la desesperada situación por la que atravesamos ante la pasividad de los organismos públicos que incumplen las obligaciones adquiridas.

Nuestra “zanganería” nos lleva a levantarnos cada mañana, dejar a nuestras familias e irnos a desempeñar nuestro trabajo. Somos unas de las afortunadas que tenemos un puesto laboral al que dirigirnos ya sea de día, de noche o fin de semana ya que trabajamos en la Casa de Acogida de Mujeres Víctimas de Violencia de Género de Atención 24 horas de Talavera de la Reina (que por cierto es un servicio público municipal).

Nuestra “zanganería” nos lleva a acudir a ese puesto de trabajo aunque la ONG que nos tiene contratadas no puede pagar nuestro sueldo desde el pasado mes de agosto.
La razón por la que no puede hacerlo es porque la Subvención económica establecida para el funcionamiento del mencionado servicio durante el año 2011 y los meses trascurridos del año 2012 aún no ha sido abonada.

Nuestra “zanganería” nos ha llevado a continuar con nuestra labor de una forma constante y la mejor de nuestras actitudes durante todos estos meses, porque las personas residentes en el Centro no deben ser nuevamente victimizadas, esta vez por la Administración.

Pero toda “zanganería” tiene un límite, así que el día uno de mayo mis compañeras y yo, muchas de nosotras por primera vez en nuestra vida, agarramos una pancarta y quisimos compartir con quién nos quisiera escuchar la situación por la que atravesamos. Le puedo asegurar que antes de este paso han sido innumerables las ocasiones en las que hemos intentado obtener respuestas. Respuestas, conocer plazos, acabar con la incertidumbre que atenaza a nuestras familias desde hace meses…

Como además de “zángana” me considero agradecida, voy a aprovechar estas líneas para agradecer a todos los familiares, amigos y profesionales que nos transmiten su apoyo cada día.
También quiero agradecer a las mujeres que residen o han residido en la Casa de Acogida y que nos transmiten su ánimo. A estas mujeres que son supervivientes de relaciones de malos tratos y que durante años nos han dado lecciones de cómo enfrentar las dificultades en las que te envuelve la vida. Mujeres que luchan por aprender a vivir con su pasado y se ilusionan con un futuro mejor. A estas mujeres, que nos hacen mucho más fácil el ir a trabajar cada día quiero darles las GRACIAS.

A usted, aunque no le conozco, sólo quiero decirle que no se permita juzgar mis actuaciones ni calificarme como persona.

Fdo. Equipo de trabajo de la Casa de Acogida de Talavera

Anuncios